Cuando se trabaja en entornos láser se requieren medidas de seguridad adicionales

Cuando se utiliza láser, se liberan materiales a la atmósfera. Los láseres generan una proporción mucho mayor de partículas en el rango de 1-5 micrones que otros procesos térmicos. Los tamaños de partículas más perjudiciales son 1-3 micras. Las partículas de menos de 30 micras no son visibles a simple vista.

El impacto puede alcanzar:

  • A su equipo – los humos incontrolados pueden impactar negativamente la eficacia láser y aumentan el riesgo de contaminación del producto.
  • A los usuarios – los efectos causados por la inhalación o reacción al material hecho partículas pueden ser duraderos y peligrosos para la salud.
  • Al entorno – la fabricación responsable necesita prácticas responsables. Tenemos que cuidar el mundo en que vivimos.

Los extractores BOFA garantizan la seguridad del operador por la captura de polvo nocivo y humos que se generan durante los procesos industriales mientras que minimiza la interferencia a la producción. Han sido desarrollados específicamente para la industria del láser y se han diseñado para aplicaciones generan partículas y gases compuestos orgánicos volátiles (COV). Nuestros sistemas de extracción pueden encontrarse en fábricas, plantas de fabricación y producción, centros de enseñanza, instituciones médicas, laboratorios, plantas automotrices, talleres, estudios de diseño de moda y centros de I+D.

AD 1000 iQ

En nuestro compromiso con la seguridad de los trabajadores en entornos láser, vamos a echar un vistazo a uno de nuestros productos más demandados. El extractor de humo y partículas AD 1000 iQ.

El sistema de extracción láser de alta gama AD 1000 iQ de BOFA combina una capacidad de filtro extremadamente grande con altas tasas de flujo de aire y presión, lo que lo convierte en la opción ideal para aplicaciones de servicio pesado que generan grandes cantidades de compuestos orgánicos de partículas y gases.

Descargar ficha técnica